Estas semanas se ha reavivado mi pasión por las series. Primero fué Battlestar Galáctica, luego retomé The Big Bang Theory, he seguido la cuarta temporada de Héroes al día y como comentaba la semana pasada, ahora he decidido retomar Lost desde allá atrás cuando la dejé en la segunda temporada.

Mucha gente dejó de ver Heroes en la segunda temporada… No les culpo. Pero yo siempre he me he mantenido relativamente fiel (normalmente descargo y veo los capítulos de muchos en muchos con largas pausas entre medias, no uno a la semana). Creo que es de las series que ha tenido uno de los altibajos más pronunciados en los últimos años, encantando a mucha gente al principio mientars que ahora somos pocos los que la vemos (en comparación con cuantos había antes). De mis amigos, por cada uno que sigue viendo Heroes puedo contar fácilmente a diez que la han dejado.

Creo que la “bajada de calidad” (tema discutible) que la serie tuvo en la segunda temporada ha auyentado a mucha gente, pero en mi opinión ésta bajada solo fué temporal. Para mí la segunda mitad de la segunda, asi como la tercera y la cuarta, son temporadas muy buenas y el conjunto es una serie que merece sin duda la pena ver hasta donde llega. Aunque he de reconocer que ningun capítulo me hizo vibrar tanto como los de la primera.

En definitiva, recomiendo a todos los que dejasteis Heroes en “el gran bajón” que os planteéis retomarla. El mejor modo de superar el bache, y el que yo recomiendo, es bajarse las temporadas 2 y 3 completas y verse en una tarde de resaca de domingo los 12 capítulos de la segunda (e incluso comenzar la tercera). Si superáis esos primeros capítulos raros de la segunda y le cogéis el gusanillo, descubriréiss una serie de fantasía con un argumento bastante bueno (aunque no excelente) y unos diálogos que, en mi opinión, son la leche.