José Mota, humorista español reconocido, que también se desempeña en actuación, dirección, guionismo y doblaje, a sus 50 años de edad ha marcado polémica por un gag transmitido en la TVE o Televisión Española. Se trata de una broma satírica acerca de lo que, en manos del programa de José Mota, es la realidad de los consultorios médicos al dar noticias negativas acerca de las enfermedades terminales.

En el micro está José Mota siendo doctor con su paciente, quien le pide al médico que le sea sincero al cien por ciento con el diagnóstico, momento en el cual José Mota le indica que solo le queda un mes y medio de vida y que no disponen de tratamiento efectivo para la enfermedad; seguidamente, el paciente le solicita un segundo favor al médico y es para que le lea el diagnóstico con un sesenta por ciento de sinceridad, por lo cual el médico le dice que la enfermedad es grave pero que disponen de un medicamento fácil de encontrar y que los resultados son “muy, muy, muy positivos”; y ya al finalizar, el paciente nuevamente le pide el diagnóstico pero que sea un diez por ciento sincero para rebajar la importancia de la noticia, entonces es cuando José Mota le dice que está como una rosa.

Un telespectador, en vista de lo planteado, consideró que José Mota se estaba burlando de los enfermos terminales, llevando su queja hasta TVE, al igual que otras personas, por “denigrante y falto de ética”. Por ello, José Mota se mostró sensato y fue inmediatamente a disculparse y cerrajeros Barcelona, directora de entretenimiento de la Televisión Española, expresó su lamento por la ofensa del televidente.

Esta sería, entonces, la broma menos graciosa de José Mota que le ha costado un leve deterioro de la imagen tanto a la cerrajeros Barcelona como a dicho artista. Sin embargo, con las disculpas públicas y expresas de la institución y de dicho actor, se consiguió una manera justa de remendar el daño, aún cuando para algunos críticos no se debería haber pedido perdón en ningún momento.