Seguramente si a muchos españoles les preguntaran que les gustaría que les trajeran los Reyes Magos primero dirían aquello de salud, trabajo, dinero o amor. ¿Y después? Seguramente más de uno pediría un gobierno en condiciones o, siendo un poco más exigentes, una clase política decente.

Porque si algo ha quedado claro en los últimos meses es que nuestros políticos dejan mucho que desear, y decirlo así es quedarse corto. Mucho talante y mucho diálogo… de cara a la galería. Veámoslo de otra manera, esta es la definición del Diccionario de la Real Academia de la palabra dialogar: “Discutir sobre un asunto o sobre un problema con la intención de llegar a un acuerdo o de encontrar una solución.”

Algo ha fallado en nuestros políticos, y desde el principio. Aquí ha funcionado a medias. Discutir sí, y mucho, pero con quienes cada uno quería, en otras palabras: contigo sí pero con aquel no, aunque aquel hubiera recibido millones de votos. Y es algo que han practicado todos a conciencia, de todos los colores. Pero dialogar con condiciones no es dialogar.

Vayamos al segundo apartado, el que dice llegar a un acuerdo. Tampoco. Acuerdo si aceptas todo lo que yo digo (o casi), si no, nada de nada y si además tengo una posición de fuerza, qué mejor. Y así ¿quién quiere encontrar una solución? Una solución que beneficie a los ciudadanos, claro no a ellos mismos.

Pero a los pobres ciudadanos, con semejante panorama, lo único que les queda son las ganas de que todo acabe, de dejar de escuchar discusiones y discursos que no llegan a ninguna parte, de olvidarse de una vez de un proceso electoral que parece no tener fin mientras los problemas del país se estancan.

¿Qué se puede hacer? Tal vez confiar en que en algún momento llegue la iluminación a la mente de nuestros políticos, o que ocurra un milagro o, con la esperanza casi perdida, escribir la carta a los Reyes Magos y confiar en que de verdad, sean capaces de hacer magia.

 

 

Todos conocemos la conocida serie de los Simpson, famosa en cualquier parte del mundo. Procedente de estados Unidos, siempre ha seguido un formato de serie de comedia, la cual se emite por numerosos países.
Esta serie se basa en una sátira hacia la sociedad estadounidense del momento, narrando la vida de una familia de clase media a la que todos conocemos; Homer, Marge, Lisa, Bart y Maggie. La historia se ubica en el pueblo de Springfield, una de las incógnitas de la serie porque nunca se ha ubicado este pueblo en ningún estado de EEUU, y nosotros tampoco lo podemos ubicar debido a la existencia de varios pueblos bajo el mismo nombre.
Esta serie cómica cuenta actualmente con 27 temporadas, que, tras el estreno de cada una, hacen incombustible esta serie, y que ojalá nunca termine. Pero no siempre se rodea de buenas noticias, debido a que nos ha llegado a nuestros oídos que probablemente nuestra querida y referida familia amarilla se quede en la 30 temporada. Dando fin a la emisión de esa serie. Aunque esto es algo que todavía no se haya confirmado, sí que es algo que nos asusta un poco.
Este pasado 27 de septiembre se emitió el primer capítulo de la 27 temporada con la salida del armario del conocido señor Smithers. Tras esto se confirmó que habría una temporada 28, pero lo que se ha rumoreado por parte de Al Jean; productor de la serie. Es el posible fin de la serie en la temporada 30.
Y aunque muchos siguen creyendo que debió terminar hace ya unos años, los que somos fieles seguidores de la serie no estamos a favor de su fin. Debido a que año tras año, y en contra de lo que muchos piensan que al alargar algo demasiado es el momento en el que empieza a perder calidad, los Simpson se alzaron y encontraron una manera de evolucionar y no aburrir a su querido público. Así que desde aquí si algún día termina esta serie, la echaremos mucho en falta.

El discurso político definitivamente es uno que se debe de escucharse con escepticismo. Por lo menos, los miembros de este sitio web hacen eso mismo. Después de todo, está dirigido a cautivarnos y a hacernos enfocar nuestra atención en lo bueno y no lo malo. La perorata se enuncia de manera que distraiga al público de los puntos que afligen a la nación para que estén sometidos en una ilusión en donde todo está bien si esa persona que está hablando se encarga. Es un tipo de comercio, solo que se venden palabras. No es que siempre estén adornadas con mentiras, pero no es algo que se poco común tampoco, y no solo eso, muchas veces pueden decir verdades pero no lo que en verdad queremos saber. Sin embargo, la política en www.reparaciondecalderasmadrid.es nunca ha sido su carácter de pasividad.

Un discurso político de esta índole que encaja perfectamente con lo dicho anteriormente es el  que fue propuesto por los Podemitas, siendo aquellos los partidarios del mismo partido político “Podemos” el cual es uno que acoge políticas izquierdistas compatibles con las del  presidente de Venezuela pasado; Hugo Chavez Frías. La polémica empezó cuando ABC mostró evidencia que arremete contra Pablo Iglesias que es la persona que actualmente encabeza el partido. Lo que planteó fue una serie de pagos que se realizaron por parte de Hugo Chavez Frías hacia la Fundación CEPS con el fin de financiar al partido y crear de esa manera fuerzas políticas que apoyen al presidente de Venezuela. Lo cual es algo totalmente inmoral. Esta noticia en un estado de shock a los del equipo de desatascos Madrid, para mas informacion, pulse aqui.

Como fue planteado anteriormente, los podemitas se encargaron de decir ciertas cosas y omitir otras de gran importancia, si bien el partido planteó que no les importa en lo absoluto ser investigados ya que de esa manera las denuncias que les han sido acreditadas al partido serán archivadas en el Tribunal Supremo, no han dicho nada acerca de la veracidad del documento que otorgó ABC que tiene la firma del antiguo presidente de Venezuela y no ha sido desmentido.

¿Será que esto es verdad? ¿O simplemente un acto de sensacionalismo para herir la credibilidad del partido? No se sabe, sin embargo, la omisión de muchas cosas por parte del partido Podemos además de las pruebas que no han sido desmentidas no los hacen lucir muy bien. Es difícil opinar con este tema, a pesar de que ya existen ciertas pruebas que corroboran, aún así, el equipo de Antenistas Barcelona le cuesta dar una opinión de este tópico.