Estamos en mayo, tiempo de pensar en el curso que viene antes de las vacaciones y de disfrutar, tiempo de pasar el día con nuestros niños y aprovechar cada minuto para poder estar con ellos.
Septiembre está al caer, y como todos los años los más pequeños de la casa tienen que volver al colegio, y para eso necesitan innumerables cosas:

  • Libros
  • Cuadernos
  • Mochila
  • Carpeta
  • Rotuladores
  • Pinturas
  • Bolígrafos
  • Uniforme
  • Zapatos
  • Chandal del cole
  • Forrar los libros si son nuevos
  • Cambiar el forro a los libros si podemos compartir utilizar alguno de los hermanos mayores…..

Y todo esto, supone TIEMPO, tiempo para hacer la lista, pero luego tiempo para realizar todas las compras, aunque encarguemos los libros tenemos que ir a buscarlos, y ya sabemos que en Madrid las distancias no son cortas….., y luego está el forrarlos y protegerlos para que aguanten todo el año, sin olvidar los cuadernos y las carpetas, una labor muy tediosa pero necesaria, y muy laboriosa sobre todo si no eres muy manitas.

¡Y no nos podemos olvidar del uniforme! Ya sea porque el “cole” tenga uniforme propio o porque necesitemos comprar lo básico para la nueva temporada, calcetines, polos, un chandal.En el caso del uniforme posiblemente tengamos que hacer varios viajes porque quizás no tengamos todas las piezas necesarias o nos falte alguna talla. Todo eso supone tiempo, viajes y no poder disfrutar de tus hijos y tu tiempo libre.