El doble de Kim Jong-Un

Uno de los presidentes más citados en los últimos años, junto con Donald Trump, es sin lugar a dudas el norcoreano Kim Jong-Un. Su alta popularidad en la actualidad se la debe a su despiadado carácter de dictador que ha ejercido en Corea del Norte con acciones sumamente contrarias a la libertad de expresión. Si bien, por las imágenes que desde las redes sociales nos llegan, Corea del Norte parece un país muy ordenado y bien gobernado, la verdad es que todo lo bueno hecho por la dictadura democrática de Kim Jong-Un se ve opacada por su totalitarismo, tiranía y por la alineación que está llevando a cabo con el pueblo norcoreano. Además, el presidente en cuestión ha ganado mucha fama en los medios periodísticos por sus delirantes y pavorosas declaraciones donde incita a nueva guerra mundial a sus compatriotas asiáticos mediante el uso de armas nucleares.

No existe duda al respecto; Kim Jong-Un no es un buen personaje para la humanidad y no está dispuesto a cooperar para crear un mundo mejor. Así mismo piensan los Fontaneros cuando se les pregunta sobre el tema.

Ante la imposibilidad de los demás gobiernos internacionales de intervenir en el país norcoreano para reestablecer la libertad de expresión, por lo tanto, en vez de sollozar con sus injustas acciones, es mejor reírnos de su persona al mismo tiempo que realizamos serias críticas sobre sus maneras de gobernar. A eso es lo que llamamos una buena sátira y es precisamente lo que hace el doble de Kim Jong-Un, el cual se hace llamar simplemente “Howard” por razones de seguridad según él mismo manifiesta. Recordemos que el líder norcoreano suele ser intransigente con aquellos que traten de destronarlo, burlarlo o disidir de su idea política, acometiendo acciones para nada humanas.

Howard es imitador de Kim Jong-Un desde 2013 y lo hace, según sus propias declaraciones, para hacer sátira de lo que a él le parece un régimen dictatorial despiadado. Sólo a esa pregunta ha contestado, pues cuando se le cuestiona acerca de su nacionalidad, su edad o demás datos personales o domicíliales, el imitador prefiere guardar silencio en orden de proteger su integridad de las acciones del verdadero Kim Jong-Un.

Howard es un verdadero satírico, pues con su performance de Kim Jong-Un fue a pedir asilo político a las embajadas de Corea del Sur y Estados Unidos estando en Hong Kong. Pero su obra maestra fue cuando en los Juegos Olímpicos de Invierno de Pyeongchang, Corea del Sur, irrumpió en un partido de hockey femenino donde jugaba el equipo unificado de las Coreas contra Japón. El resultado del partido fue 4-1 a favor de las niponas, así que el imitador ubicado en las gradas y agitando una bandera unificada de lascoreas dijo explícitamente “Están jugando un buen juego, anotaron un gol. Como Presidente, es todo lo que puedo pedir”.

Se le preguntó al imitador cuánto tiempo más pretende seguir haciendo del doble del líder norcoreano y simplemente afirmó que mientras el real siga vivo, el falso también lo estará.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *