Google: escuchando por el móvil

En la Universidad del Sur de Florida se estableció una teoría que ha llegado a alarmar los oídos de usuarios que diariamente consumen productos y servicios por internet, Kelli Burn, una profesora de esta prestigiosa universidad manifestó una sugerencia en la que se establece la teoría en la cual la red social de Facebook hace uso de los dispositivos de micrófono implementados en los ordenadores, para hacer una recopilación de datos de los gustos de los usuarios mediante el entorno en el que se encuentran, rápidamente este mensaje fue respondido para desmentir dicha presunción.

La respuesta la ejerció uno de los portavoces de la Red social, manifestando que en ningún momento Facebook ha realizado campañas publicitarias con el uso de micrófonos y que las empresas no pueden lanzar anuncios de esta manera dado que sería inútil realizarlo mediante la recopilación de audios como adquisición de datos, ya que para ello se pueden realizar de muchas modalidades, como por ejemplo las encuestadoras, que son totalmente legales.

Este tema tuvo su punto culminante en ese momento, sin embargo el ojo se encuentra puesto ahora en el gigante proveedor de información, Google ya que esta colosal empresa mundial, lleva años haciendo registro de conversaciones de los usuarios que utilizan la herramienta del micrófono para realizar búsquedas por voz. Por supuesto esta es una herramienta de muchísima utilidad pero las mejoras en la tecnología de reconocimiento de voz nos hacen activar algunas interrogantes ¿Qué pasa con la privacidad en internet?

Pues el gigante de esta industria respondió estas interrogantes y lanzó sus soluciones mediante su instrumento principal, pues existe una página web, cuyo portal de entrada se introdujo exactamente hace un año, y el cual permite a los usuarios de Google eliminar esos registros de grabaciones, con muchas similitudes a las de un diario, en el cual se encuentran anotados todas las actividades y lugares por los que ha pasado nuestro móvil, dependiendo de los hábitos de cada individuo por supuesto.