Humor hasta en la muerte

La muerte puede significar dolor tristeza y desconsuelo, la mayoría de las veces, pero que pasa cuando el difunto o la difunta en este caso, hace prometer a sus deudos, que en la esquela del periódico local, cuando se avise de su irreparable pérdida, se incluya un emoticón, si como lo lees, un emoticón y no precisamente un emoticón triste, sino nada más y nada menos que el meticón “loco, el que tiene un ojo guiñado y la lengua de fuera.

La muerta, o difunta, por aquello del respeto, Carmen Bustamante Barango, decide que hasta en su muerte será la mujer con un sentido del humor bastante sólido, como lo demostró al solicitar una esquela llena de colorido con este emoticón, y cierta de que causaría polémica, se fue de este mundo, con la convicción de que sus familiares cumplirían su última voluntad, al publicar tan singular esquela, que hasta el momento, no se había publicado, al parecer en ninguna parte del mundo.

emojiEsta esquela quedara para la posteridad, como una esquela llena de humor, pudiendo denominarse humor negro, pero al fin y al cabo, humor, como lo practicaba Carmen.

Carmen Bustamante en vida, fue una mujer muy alegre y llena de jovialidad, ya que además de vivir, muchos años, ya que murió a los 74, demostró que a este mundo se viene a vivir plenamente, y que los problemas que puedan surgir a lo largo de nuestra vida, no deben de mellar en nuestro sentido del humor, ella lo demostró a lo larguísimo de su vida y aun en su muerte.

Los hijos nietos sobrinos y demás familiares, de Carmen la apoyaron para que hasta en su muerte se divirtiera, como era su costumbre, cumpliendo esta rara pero divertida voluntad, no lo pensaron mucho y decidieron publicar, la esquela sin pudor alguno por el significado estricto de las esquelas mortuorias, regalándole a Carmen hasta en su último momento una vida llena de alegría y humor.

¿Cuántos de nosotros nos atreveríamos a secundar a Carmen con un pedimento tan alocado y fuera de lo convencional?